Beneficios del bamboo

El bambú es indiscutiblemente uno de los mejores recursos sostenibles del mundo. Con una tasa de crecimiento hasta un metro o más por año, el bambú se considera el récord mundial como plata de crecimiento más rápida. El bambú se puede utilizar en sólo 4-5 años a diferencia de los árboles tradicionales que se considera que maduran a los 25-70 años.

La fibra de bambú se obtiene de la pulpa de la planta. La pulpa de fécula es un producto refinado que procede de las raíces de las hojas de la planta de bambú que se procesa hasta obtener la fibra.

Como fibra regenerada de celulosa, la fibra de bambú esta hecha al 100% de bambú a partir de un proceso de alta tecnología. La materia primera, el bambú, es bien seleccionado en las regiones no contaminadas. Todas las plantas tienen una edad comprendida entre los tres y los cuatro años, que es cuando la planta de bambú se encuentra en su punto más ideal. Los procesos de destilación y producción son totalmente ecológicos y no contaminan.

La fibra de bambú es la única fibra textil que es material biodegradable. Como las fibras celulósicas, la fibra de bambú, puede ser biodegradable al 100% por el efecto de los microorganismos del suelo y de la luz solar. El proceso de descomposición no causa ninguna contaminación en el ambiente.

Es un hecho común que el bambú pueda crecer naturalmente sin utilizar ningún pesticida.

Raramente es comido por alguna plaga o es infectado por patógenos, este comportamiento ha sido estudiado por diferentes científicos, que han encontrado que el bambú contiene un bioagente bacteriostático, que se conoce con el nombre de "bambú kun". Esta sustancia se combina con la celulosa del bambú durante el proceso de manufactura de la fibra.

La fibra de bambú tiene unas funciones naturales y particulares que le confieren las funciones de ser antibacteriana, bacteriostática y desodorante.

La Asociación Japonesa Textil de Inspección ha validado que tras 50 lavados de un tejido de fibra de bambú, este todavía mantiene excelente la función antibacteriana. Los ensayos muestran una eliminación superior al 70% de las bacterias, después de haberlos incubado en el mismo tejido. Debido a que la sección transversal de la fibra de bambú está llena de micro-vacíos y micro-agujeros y a su micro-estructura no paralela, la fibra de bambú puede absorber y evaporar el sudor en instantes.

Tras repetidos análisis tecnológicos se ha probado que este tipo de fibra tiene un grado de finura próximo a la viscosa y tiene una fuerte durabilidad, estabilidad y tenacidad.

Tiene una buena resistencia a la abrasión y posee una calidad perfecta para ser hilada. El hilo y el tejido fabricados con esta clase de fibra se etiquetan como de primera calidad en referencia a todos los aspectos de normativas de calidad.

El tejido de fibra de bambú esta hecho al 100% de pulpa de fibra de bambú, y se caracteriza por su buena higroscopicidad, excelente permeabilidad, tacto suave, buen cayente y facilidad de tintura.